EEUU.- Nikki Haley, representante permanente de EE.UU. ante la ONU, ha afirmado que el máximo ente decisivo de ese órgano ha agotado todas las opciones a su disposición para contener a Corea del Norte y su programa nuclear. Según la diplomática, ahora se tendría que considerar una acción militar.

“Si Corea del Norte continúa con esta conducta temeraria, si EE.UU. tiene que defenderse o defender a sus aliados de alguna manera, Corea del Norte será destruida. Y todos sabemos eso” – Nikki Haley

“Queríamos ser responsables y pasar por todos los medios diplomáticos”, aseveró la embajadora, añadiendo que ha sido agotado “prácticamente todo lo que podemos hacer en el Consejo de Seguridad”.

Nikki Haley, embajadora de EE.UU. ante la ONU. Foto:
Carlos Barria/Reuters

“Si nada de esto funciona, el general Mattis [James Mattis, secretario de Defensa] se hará cargo del asunto”, indicó Haley citada por ‘The Hill’.

Efectos de un bombardeo de precisión sobre un blanco de práctica en la provincia de Gangwon. Foto: AFP/South Korean Defence Ministry

Nuevos lanzamientos pese a las sanciones

Las declaraciones de Haley surgen luego de que Pionyang llevara a cabo su sexta prueba nuclear, seguida días después por el lanzamiento de un misil por sobre Japón. Tras estos ensayos, el líder Kim Jong-un despreció la imposición de sanciones en contra de Corea del Norte y anunció que su país está cerca de completar sus fuerzas nucleares.

Kim Jong-un observa el lanzamiento de un misil Hwasong-12. Foto: RT

Dichas medidas restrictivas fueron aprobadas el pasado 11 de septiembre por el Consejo de Seguridad, e implican la prohibición del suministro de condensados de gas al país asiático, así como restricciones a la importación de productos refinados. Trump acordó, junto con su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, aplicar más rigurosamente dichas sanciones, a pesar de que había expresado dudas acerca de su efectividad.