EUA.- Los perros, los gatos o lo conejos son mascotas extraordinarias y de las más populares en todo el mundo. Millones de personas adoptan cada año a alguno de estos animales. Sin embargo, existe otro grupo de personas que dibujan fuera de las líneas y prefieren mascotas más originales y exóticas.

Aquí en JET, te presentamos las 10 mascotas exóticas de moda en el mundo.

1. Burro miniatura

Los burros normales son animales lindos pero existe una raza de burros miniatura aún más tiernos y adorables. Foto: ranchotexaslanzarote.com

Un peluche gigante. El burro miniatura es lindo, tierno, bueno con los niños (no es un animal para montar) y muy listo, a pesar de lo que algunos puedan pensar. Aunque no son tan grandes como sus otros familiares burros, todavía requieren de mucho espacio al aire libre.

Ellos no son crías o bebés de burro, son una raza de burro de pequeñas dimensiones. Foto: FRONTERA.INFO

Pueden pesar hasta 130 kilos, así que será muy difícil que quieras cargarlo y abrazarlo como a un perro o a un gato. Si te decantas por tener un burro miniatura ten en cuenta que no soportan la soledad, es decir, que deberás estar a su lado en todo momento o adoptar otro burro que le haga compañía.

2. Petauro del azúcar

Son animales nocturnos y de costumbres arborícolas.2​ Debe su nombre común a su preferencia por los alimentos azucarados. Foto: Fauna Vets

También llamados “planeador del azúcar” parecen hámsteres de las nuevas generaciones. Seguro nunca escuchaste hablar de ellos y es porque no son roedores, de hecho, estos animales son de la familia de los marsupiales. Se les asocia con la palabra azúcar porque tienen una preferencia extrema por los alimentos azucarados; son adorables e inteligentes.

El petauro es un animal superficialmente similar a las ardillas voladoras. Foto: thespruce.com

3. Fénnec o zorro del desierto

El fénec o zorro del desierto, es una especie de mamífero carnívoro que habita en el desierto del Sáhara y península del Sinaí. Foto: tokkoro.com

El zorro fénnec ha sufrido un impactante boom en los últimos años, provocando la adopción irresponsable de este bellísimo mamífero. Tener un zorro fénnec como mascota es, al igual que en el caso del petauro del azúcar, totalmente desaconsejable.

El término fénec proviene del árabe, que significa zorro, y el epíteto específico, zerda, que proviene del griego, se refiere a su seco hábitat. Foto: FondosHd.MX

Se trata de animales sociales que viven en grandes familias, por lo que no se podría comprender la adopción de uno de ellos solo. Tampoco sería comprensible intentar recrear su hábitat natural (desierto y con temperaturas de entre 40 ºC y -40 ºC) ni pretender que actuara de forma similar a un perro o un gato. De esta forma, otra vez nos encontramos con un animal que no ha sido domesticado por el hombre y que tiene instintos silvestres.

4. Cerdo miniatura

En un principio fueron utilizados para la experimentación y la investigación y posteriormente se popularizaron como animales de compañía o mascotas. Foto: muddyminipigs.com

Aunque estos son animales de granja, si lo vas a querer y a cuidar, tener un cerdito como mascota es, simplemente adorable. Y aunque se les conoce como “mini” esto es un poco un mito porque pueden crecer hasta el tamaño de un perro y pesar 30 kilos.

El minicerdo, mini pig o cerdo tacita de té, es una variedad de cerdo doméstico modificado por el humano para lograr tamaños pequeños. Foto: piggypatchfarm.com

De igual forma son y seguirán siendo extremadamente adorables. Del lado positivo los cerdos son animales con niveles muy altos de inteligencia y pueden llegar ser entrenados de igual forma que a los perros.

5. Erizos

Los erizos son una subfamilia de pequeños mamíferos cubiertos de púas. Foto: Fauna Vets

Otra de las mascotas más raras del mundo, los erizos son amor del rudo y por difícil que parezca pueden llegar a ser una gran opción como animales domésticos. Si los acostumbras al contacto y la presencia humana, serán criaturas que podrán darte mucho afecto. Tan solo mirarle ese pequeño rostro es morirse de la ternura. De hecho cuando están contentos son muy suaves al tacto, sus púas no son para nada peligrosas y son muy fáciles de cuidar.

Físicamente destacan por sus púas, que son pelos huecos repletos de queratina para darles rigidez. Foto: Pet Happy

Eso sí, en caso de adoptar un erizo resulta fundamental concienciarse de todos los cuidados que este animal necesita, puesto que todavía cuenta con muchos de sus instintos salvajes. Durante los últimos años la demanda de estos pequeños seres como animales de compañía ha crecido considerablemente, alejándolos de sus hábitats naturales y lugares de procedencia. Este hecho, además de modificar sus costumbres, también ha llevado a la reducción de su población y, por ende, especies como el popular erizo pigmeo africano se encuentran en leve peligro de extinción.

6. Zorrillo

Este animal es carnívoro de la familia de los mustélidos, de unos 35 cm de longitud, más unos 25 de cola. Foto: children-learningreading.info

Entre todos los animales este es el último que se me ocurriría tener como mascota, muy a pesar que se ven preciosos de bebés. Es una criatura demasiado exótica y única, no podemos olvidar su don especial de emisión de olores fétidos cuando se siente amenazada.

El zorrillo tiene el cuerpo bastante largo, pero no muy delgados la cabeza ancha, el hocico alargado y las orejas pequeñas y redondeadas. Foto: resizing.info

Por lo tanto, si te gusta el zorrillo lo mejor será mantenerlo cómodo, feliz y contento, y visitarlo siendo libre y salvaje. Por otro lado, los zorrillos son animales que actualmente se encuentran en peligro de extinción debido a la destrucción de su hábitat natural.

7. El Lemúr

Los lémures son unos primates estrepsirrinos endémicos de la isla de Madagascar. Foto: lemuranimal.com

En Internet se ha vuelto un animal tremendamente popular, ya que sus grandes ojos y lo simpáticos que son hace que se hayan difundidos muchos vídeos sobre ellos.

Reciben su nombre por los lémures, fantasmas o espíritus de la mitología romana, debido a las estrepitosas vocalizaciones que emiten. Foto: Mundo Salvaje

La mayoría viven en Madagascar y es donde deberían de estar ¿no os parece? Si uno quiere ver un lemur de cerca puede irse al zoo y si lo quiere ver en un entorno natural, ahorrar para hacer un viaje por estas tierras pero no apoyéis la adopción de lémures como mascotas.

8. Gato de Bengala

El Bengala es un felino híbrido resultado del cruce entre un gato doméstico y un gato leopardo. Foto: Pinterest

Un curioso gatito no relacionado con el tigre de Bengala pero que también se conocen como bengalí. Suelen ser bastante tranquilos y se adaptan mucho mejor que otras razas exóticas, aunque necesitan de un proceso de adaptación y sobretodo que de vez en cuando lo saquen al aire libre.

Los huesos del Bengalí son pesados. Son musculosos y su estructura es muy robusta. Foto: The Happy Cat Site

El gato de bengala es un gato muy activo y afectuoso en general pero, no nos olvidemos que es un gato salvaje, que necesita de su propio entorno y de los suyos para poder vivir una vida plena. No es un animal mascota, no es un animal doméstico, se merece ser libre.

9. Mono Ardilla

Son especies diurnas que viven en las copas de los árboles, en grupos territoriales hasta de 35 a 50 individuos. Foto: Galería Bioweb Ecuador

Si bien hay un mito acerca de los monos, este parece pequeño y manejable, y su tiempo de vida es de 20 años.

El mono ardilla es también conocido popularmente como mono “titi”, y se ha puesto de moda entre las especies de animales exóticos que algunos tienen en casa. Requiere de cuidados especiales, que lo eduquen desde bebés y como que tengan a mano un veterinario especializado en animales exóticos.

Comen frutos, huevos, insectos, ranas y otros pequeños vertebrados que cazan con agilidad. Foto: es.GdeFon.com

10. Kinkajou

Foto: Stichting AAP

El kinkajú es una especie de mamífero carnívoro de la familia de los prociónidos ampliamente distribuido por las selvas de Centroamérica y buena parte de América del Sur.

En comparación con su pariente cercano, el mapache, el kinkajú tiene una cola particularmente larga. Foto: CNBC.com/Mammal in demand: An exotic kinkajou from Central America/James Gritz | Robert Harding World Imagery | Getty Images

Se le llama “oso de miel” y “oso de azúcar”, es pariente del mapache. Posee una saliva tóxica, por lo que hay que evitar mordeduras. Son muy juguetones, curiosos y cariñosos, parecen un osito de peluche.

¿Tienes alguna mascota exótica? ¿Te atreverías a adoptar uno de nuestra lista?.