BÉLGICA.- Anthony Botta, un hombre de Bruselas de 25 años, visitó el pasado verano veinte ciudades europeas sin gastarse nada el alojamiento gracias a la app de citas Tinder, informa The Independent.

El joven visitó veinte ciudades europeas sin gastarse ni un centavo. Foto: Instagram/zebotta

Al licenciarse en la Universidad, Botta decidió hacer un viaje inolvidable y conocer gente en verano antes de ponerse a trabajar, para lo que descargó la aplicación Tinder que permite organizar citas y que le permitió conocer mujeres que accedieron a hospedarle.

En su visita a Bolivia. Foto: Instagram/zebotta

De esta forma logró ocho países diferentes durante su viaje (Bélgica, Alemania, Austria, Holanda, República Checa, Eslovaquia, Polonia y Hungría) y encontró alojamiento en las casas de 21 mujeres en total.

“No soy realmente puntilloso, porque, al fin y cabo, todo que estoy buscando es un lugar para hospedarme”, sostiene el viajero. En algunos lugares pasaba mucho tiempo y en otros solo un día.

En uno de sus viajes totalmente gratis. Foto: Instagram/zebotta

De esta forma, el joven belga inventó el concepto de “Tinder surfing”, como lo bautizó él mismo, parecido al Couchsurfing, y consistente en una red web de viajeros que ofrece a sus usuarios intercambio de hospitalidad de forma totalmente gratuita. En su caso organizó citas con mujeres de diferentes ciudades que le ofrecieron alojamiento a lo largo de su viaje, que se prolongó por espacio de dos meses.

Muchas de las personas que lo apoyaron durante sus viajes, fueron contactadas mediante la aplicación “Tinder”. Foto: Instagram/zebotta

Su plan de acción consistía en buscar mujeres que vivían en aquella ciudad que quería visitar. Tras escribirles que era “su primer ‘match’ (‘coincidencia’ en español), el término usado por la app para indicar que dos usuarios conectaron, Botta esperaba a que la mujer le contestara, después de lo cual le enviaba un video con una presentación de sus objetivos de viaje, acompañándolos con la frase: “Quieres ser mi anfitriona?”. Y resultó que muchas mujeres respondieron positivamente a su propuesta.

Botta documentó su viaje en su canal de Youtube y narró su experiencia a través de Instagram con fotos y videos, usando el hashtag #TheZebottaLife. Su siguiente objetivo es visitar de esta misma forma Nueva Zelanda y Sudamérica.