EUA.- La idea de aprovechar materiales para levantar una vivienda llega al extremo con este ejemplo cerca de la ciudad de Malibú, en California.

Wing 747 House: Una casa con alas cuyo sex appeal inspira a volar. Foto: davidhertzfaia.com

El estudio de arquitectos David Hertz levantó en 2011 una casa con los restos de un avión 747-200 que compró por menos de 50.000 dólares. Lo que más impacta es cómo se han aprovechado las enormes alas de este Jumbo para el tejado.

Ingenioso reciclaje transfiere tecnología aeroespacial a la construcción doméstica. Foto: David Hertz

Un Boeing 747-200 impresiona por su tamaño 70,6 metros de largo, unos 60 de metros de envergadura y casi 20 metros de alto. Con cerca de 174.000 kilos fue la auténtica reina de los cielos durante años.

Una casa hecha con partes de aviones, por el arquitecto David Hertz. Foto: Syndesis

Cuando una de estas aeronaves llega al fin de su vida útil, su fuselaje se convierte en una auténtica carga y solo vale llevarlo al desguace para su desmontaje.

El traslado de las piezas se realizan con helicópteros y la tarifa por hora es de aproximadamente $8.000 por cada 60 minutos, resultando un poco más restrictiva. Foto: Inhabitat

Sin embargo, el arquitecto encontró una utilidad singular para esa cantidad de acero, levantar una vivienda con el fuselaje. Hertz y su equipo de arquitectos, especializados en usar distintos materiales reciclados para la construcción, levantaron una vivienda de más de 230 m2 con más de 4 millones de piezas que salieron del desguace del avión.

La residencia se ubica en un espectacular sitio con vista al Pacífico que ocupa parte de un solar de 22 hectáreas previamente desarrolladas por Tony Duquette, un diseñador que había construído extravagantes estructuras con objetos de reuso. Foto: House of Coco

Lo que más destaca son sus alas, que fueron destinadas al tejado de la vivienda. Su transporte se hizo por grandes piezas, mediante helicópteros hasta su destino en una villa de Malibú, en la costa de California.

Francie Rehwald, una millonaria de California, quería vivir en una casa que respetara el medio ambiente y conservara formas “curvas, dulces y femeninas”. Foto: revistaestilopropio.com
Las credenciales ecológicas del proyecto son impecables: rescata un par de alas del cementerio de aviones en el desierto californiano. Foto: davidhertzfaia.com

Wing House, tiene muchos planes para la puesta en práctica de características ambientales. El único hecho de que un 747 esté siendo utilizado para construir una residencia principal y 6 estructuras auxiliares, es ambientalmente sustentable puesto que el material que se utiliza es el 100% de residuos post-consumidor, y el avión ya ha sido diseñado para que el recurso material adicional y el recurso humano no fueron necesarios como lo hubiese sido si la estructura hubiera sido construida desde cero.

La residencia se ubica en un espectacular sitio con vista al Pacífico que ocupa parte de un solar de 22 hectáreas previamente desarrolladas. Foto: Revista Estilo Propio | Arquitectura y Diseño | Arte y Decoración

Se incorporarán energía solar, calefacción radiante y ventilación natural, así como vidrios térmicos de alto rendimiento. Varios otros componentes se contemplan para su uso de una manera sublime, que incluyen un pozo de fuego y un elemento de agua construido a partir del carenado del motor.

Wing 747 House: Una casa con alas cuyo sex appeal inspira a volar. Foto: revistaestilopropio.com

A continuación les dejamos un vídeo sobre esta asombrosa casa.