CHINA.- Tras la segunda gran nevada de este invierno en la ciudad china de Xi’an, en el noreste del país, en Internet han aparecido divertidas imágenes de la osa panda Quinqin, de cuatro años, incapaz de ocultar su alegría al ver la nieve, con la que comienza a jugar revolcándose por el suelo.

Otro video publicado por los medios chinos muestra a otro oso panda gigante disfrutando de la nieve, jugando en el columpio e incluso haciendo ejercicios en barras paralelas en el zoológico de Hefei, en el este del país.