EUA.- Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, asumió hoy la responsabilidad de lo ocurrido con la filtración de datos de usuarios y su utilización política por parte de la consultora británica Cambridge Analytica.

“Cometimos errores, hay mucho por hacer”, “Si no podemos, entonces no merecemos servirles” – Mark Zuckerberg

escribió en su perfil en la red social, en una primera declaración luego del escándalo internacional que lo tiene como protagonista por el “uso indebido” de datos personales de sus usuarios con fines políticos.

“Empecé Facebook, y al final del día soy responsable de lo que pasa en nuestra plataforma”, dijo el directivo y aseguró que la empresa “esta trabajando para arreglar todos estos asuntos”.

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. Foto: Infobae

Zuckerberg, anunció que la firma investigará a “todas las aplicaciones que accedieron a grandes cantidades de información” antes de 2014, cuando se les impuso limitaciones, y que ampliará sus restricciones a desarrolladores para evitar “abusos”.

Christopher Wylie, un científico de datos y exempleado de Cambridge Analytica, afirmó a la BBC que la firma usó los datos de un test de personalidad y de los perfiles de Facebook recabados. Foto: Toronto Star

La crisis comenzó cuando el viernes se conoció un informe periodístico que reveló que la empresa Cambridge Analytica, con sede en el Reino Unido, utilizó datos de unos 50 millones de usuarios estadounidenses de Facebook para ayudar a Donald Trump a ganar las elecciones presidenciales de 2016.

La empresa Cambridge Analytica para la que trabajó Christopher Wylie y que obtuvo datos de forma ilegal de usuarios de Facebook está relacionada con la campaña del Brexit en Reino Unido y la de Trump.

Aleksandr Kogan, el cerebro moldavo que diseñó la app para robar los datos de Facebook y ahora trabajará en Rusia. Foto: Infobae

Aleksandr Kogan, el académico de la Universidad de Cambridge que creó la aplicación (App) que recolectó datos de 50 millones de usuarios de Facebook, ha declarado a la cadena británica BBC que está siendo utilizado como “chivo expiatorio” por la compañía de Mark Zuckerberg y por Cambridge Analytica

En tan solo 24 horas, el valor de Facebook cayó US$37.000 millones por un escándalo que comenzó con un aparentemente inocente test de personalidad en la red social y derivó en acusaciones de robo de datos, interferencia política y chantajes con prostitutas.