EUA.- En mayo del año pasado Nicholas Morley decidió vengarse de su padre Harold cortando un lienzo de su colección en la Opera Gallery de Colorado (EE.UU.) valorado en 3 millones de dólares, agresión que fue captada por una cámara de seguridad.

Tras 11 meses de investigación, un juez presentó una orden de arresto contra a Morley y solo este miércoles le fue presentada la acusación de vandalismo, informa Dailymail.

El dueño de la galería de ópera Gregory Lahmi muestra una de las dos barras en una pintura de $ 2.95 millones de Christopher Wool, que fue destruida por un desconocido que ingresó a la galería el martes por la tarde. Foto: www.denverpost.com

Sin que se sepa aún qué le movió a hacerlo, lo único cierto es que Nicholas Morley viajó de Londres a Colorado se coló en la galería vestido de negro, con gorra y gafas de sol, se acercó a un cuadro del artista Christopher Wool (Sin Título 2004), le asestó dos navajazos y escapó.

Harold Morley dijo a la Policía que el cuadro no era sólo de su propiedad, y que también pertenecía a su hijo Nicholas con el que había hecho inversión por medio de la empresa Fallowfield Ltd.

Morley con su padre, supuestamente viajó 10.000 millas en un viaje de tres días desde Londres a Aspen, Colorado, para cortar la pintura de Christopher Wool con una navaja de afeitar. Foto: dailymail.co.uk

No es la primera vez que Nicholas Marley tiene problemas con la ley. En 2007 fue acusado de la muerte de una pareja de ancianos a los que impactó con su coche Porsche durante una competición de rally en Macedonia, por lo que fue condenado a dos años de prisión atenuada.